© 2018 Departamento de Salud - Alacena para Emergencias

  • Black Facebook Icon

Publicidad subvencionada con los fondos del Centers for Diseases Control and Prevention, Grant #1NB01OT009133-01-00.

Screen Shot 2018-07-13 at 3.45.36 AM_edited.png

PLANIFICACIÓN DE MENÚS PARA EMERGENCIAS​

La planificación de los menús para emergencias permite proveer una alimentación saludable para todos los miembros de la familia. Es útil crear por adelantado un plan de comidas que haga uso de recetas sencillas y de fácil preparación. Con una buena planificación, creatividad y variedad de productos empacados, de los disponibles en el mercado, se preparan comidas que atienden las necesidades y preferencias de la familia.

Al planificar las comidas toma en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Utilizar de inmediato, siempre y cuando estén aptos para el consumo, los productos frescos locales como carnes, frutas y hortalizas (vegetales).

  • Preferir alimentos enlatados bajos en sodio y grasas.

  • Incluir agua y jugos 100% para mantenerse hidratado y asegurar el funcionamiento adecuado del cuerpo.

  • Evitar el consumo de refrescos carbonatados y bebidas de frutas por su bajo valor nutricional.

  • Preferir recetas que combinen alimentos para servirse en un solo plato (ej. arroz con habichuelas, sancocho, asopao, arroz guisado con garbanzos y pollo, entre otros).

Durante y después de una emergencia se recomienda consumir por lo menos una comida balanceada al día. Las comidas deben ser simples al no contar con los servicios de energía eléctrica o agua potable, ni las facilidades necesarias para preparar comidas elaboradas. Al seleccionar alimentos, estos deben cumplir con los siguientes requerimientos:

  • No necesiten refrigeración

  • Poca o ninguna cocción

  • Poca o ninguna agua para su preparación

  • Disponibles en empaques individuales o pequeños

  • Nutritivos y que les guste a la familia

ETIQUETA DE INFORMACIÓN NUTRICIONAL
Ante una emergencia, se debe elegir los alimentos más saludables dentro de las opciones disponibles en el mercado. La etiqueta de información nutricional se encuentra en todos los alimentos y bebidas empacadas. A la hora de seleccionar los alimentos que más beneficien la salud, es imprescindible informarse para saber interpretar su contenido.

Es importante leer la información sobre los ingredientes y la composición nutricional del producto, ya que, conociendo su contenido, puede descartar aquellos con mayor contenido de sodio, grasas y azúcares para sustituirlos por alternativas más saludables. Se debe examinar, además, la lista de los ingredientes; aquellos en mayor cantidad se mencionan primero.

 

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) orienta al consumidor sobre cada sección incluida en la etiqueta.

  • Tamaño del servicio - indica cuántas porciones hay en el empaque y de qué tamaño es cada porción (ej. tazas, onzas).

  • Cantidad de calorías – indica las calorías en una porción del alimento.

  • Porcentaje (%) de valor diario - detalla los nutrientes que aporta a la dieta diaria total una porción del alimento. Permite escoger los alimentos por su contenido nutricional.

  • Nutrientes a comer menos – el consumo de alimentos con altas cantidades de grasas saturadas, grasas trans, colesterol y sodio aumenta el riesgo de enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiacas, algunos cánceres y la presión arterial alta. Se recomienda:

  • Limitar las grasas saturadas a menos del 10% del total de calorías al día.

    • Limitar al consumo de grasas trans lo más bajo posible.

    • Limitar el sodio a menos de 2,300 mg al día (para adultos y niños de 14 años o más).

    • Limitar los azúcares añadidos a menos del 10% del total de calorías al día.

 

  • Nutrientes a comer más – la fibra, vitamina A, vitamina C, calcio y el potasio son nutrientes esenciales que mejoran la salud y ayudan a reducir el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades como la osteoporosis.

Al comprar alimentos, prefiera los que cumplan con los siguientes criterios nutricionales:


Total Fat (grasa total) – 5 gramos o menos
Saturated Fat (grasas saturadas) – 2 gramos o menos

Trans Fat (grasas trans) – 0 gramos

Cholesterol (colesterol) – 20 gramos o menos
Sodium (sodio) – 140 miligramos o menos
Total Carbohydrate (carbohidratos totales) – 15 gramos por porción

Dietary Fiber (fibra dietaria) – 3 gramos o más
Total Sugars (azúcares totales) – 6 – 8 gramos o menos
Added Sugars (azúcares añadidas) – 0 gramos
Proteins (proteínas) – 7 gramos por onza

A manera de ejemplo, al examinar la etiqueta nutricional ilustrada, se observa que ésta no cumple con los criterios nutricionales recomendados. Se deben explorar otras opciones del alimento deseado.